PEELING QUÍMICO

El peeling produce la descamación de las capas superficiales de la piel con el objetivo de estimular la producción de colágeno, elastina y glicosaminoglicanos, así como de mejorar sus cualidades fisiológicas y mecánicas.

¿Sabías que?

El Peeling Químico es un procedimiento dermocosmético que consiste en provocar una regeneración cutánea acelerada y controlada mediante la aplicación de agentes quimioexfoliantes que permiten actuar a diferentes profundidades.

OBJETIVOS DEL PEELING QUÍMICO 

Generalmente un mínimo de 3-4 tratamientos son requeridos para lograr mejoras en la firmeza y textura de la piel.

Purificar y oxigenar la piel, dejándola hidratada y libre de impurezas

 

✔ Cerrar poros dilatados, mejorar la textura de la piel y aumentar el grosor de la epidermis

 

 

✔ Aclarar y atenuar manchas cutáneas, proporcionando una acción despigmentante.

 

✔ Reducir las manifestaciones del acné y mejorar el aspecto de las cicatrices.

MÉTODO

Los peelings químicos se realizan en cabina. Según su tipo de piel y el problema a tratar, le aconsejaremos uno u otro tipo de peeling. En todos los casos se le recomendará un kit domiciliario para que el resultado sea óptimo. Durante la sesión de peeling, notará un ligero escozor que cede pasados unos minutos. No es necesaria la aplicación de pomada anestésica. Es importante que no se exponga al sol y utilice filtros solares durante algunos meses.

MÁS TRATAMIENTOS